La diabetes en los perros

Se estima que alrededor de 1 de cada 500 perros desarrolla diabetes, aunque las cifras actuales pueden ser más elevadas.

Así pues, si tiene un perro diabético no está usted solo.

El metabolismo de la glucosa en los perros no diabéticos

El alimento se descompone en componentes que pueden ser utilizados por el organismo. La conversión de los carbohidratos (almidones) da lugar a azúcares, entre los que se incluye la glucosa. Una vez absorbida a través del intestino, la glucosa acaba en la sangre y proporciona energía a las células del cuerpo.

La absorción de la glucosa por parte de la mayoría de las células es dependiente de la presencia de la homona insulina. La insulina es elaborada por células específicas de un órgano especial situado cerca del intestino: el páncreas.

La diabetes mellitus: ¿qué es?

Una carencia de la insulina disponible provoca la diabetes mellitus.

Las causas de la diabetes en los perros:

  • En algunos perros diabéticos el páncreas no produce suficiente insulina
  • La incapacidad de las células corporales de producir insulina

Esto resulta en:

  • La incapacidad de las células de absorber suficiente glucosa
  • Unos niveles excesivamente altos de glucosa en la sangre

La diabetes mellitus: ¿son todos los perros susceptibles a ella?

Los perros de mediana edad a ancianos son los más susceptibles a desarrollar la diabetes. Los que se ven más afectados son las hembras enteras.

Se puede dar un mayor riesgo de desarrollar diabetes mellitus en las siguientes razas caninas:

  • Keeshond
  • Caniche
  • Puli húngaro
  • Pinscher Miniatura
  • Samoyedo
  • Bobtail
  • Daschund
  • Springer Spaniel
  • Alaska Malamute
  • Schipperke
  • Schnauzer Miniatura
  • Spitz Finlandés
  • Chow chow
  • West Highland White Terrier
  • Beagle
  • Cairn Terrier
  • Dobermann
  • Golden Retriever
La diabetes mellitus en los perros