La monitorización de su perro diabético

Los cambios en las necesidades de insulina

No es infrecuente que las necesidades de insulina de su perro cambien, incluso después de un largo periodo de estabilidad. Lo más frecuente es que esto se deba a:

  • La pérdida o la ganancia de peso
  • Los cambios en el régimen de ejercicio
  • La presencia de otras enfermedades
  • La progesterona en las perras enteras. Véase la esterilización de las perras diabéticas
  • Otros tratamientos

Esta es la razón por la que es importante seguir monitorizando los progresos de su perro diabético (incluso después de meses o años de tratamiento) y consultar con su veterinario si se dan cambios repentinos o si sucede algo inusual.

El examen de las muestras de orina y de sangre

Puede que su veterinario le pida que compruebe regularmente las concentraciones de glucosa (y de cuerpos cetónicos) en las muestras de orina y/o de sangre. Esto proporciona una indicación de cómo va controlando a su perro. Basándose en estos resultados, su veterinario puede decidir llevar a cabo una curva seriada de glucosa en sangre para determinar la nueva dosificación de insulina.

No debería modificar la dosis de insulina sin antes consultar con su veterinario.

 La monitorización de los perros diabéticos