Las inyecciones de insulina y las horas de las comidas

El objetivo de los horarios fijos para las comidas y las inyecciones consiste en que tras una comida, el pico de la glucosa y el pico de acción de la insulina coincidan. Esto evita unas fluctuaciones excesivas de los niveles de glucosa en sangre.

Hable con su veterinario del régimen de alimentación que mejor convenga a usted y a su perro.

Las recomendaciones generales son:

  • Perros que reciben 1 inyección diaria de insulina
    Una tercera parte de la ración diaria se administra cuando se inyecta la insulina, y el resto de la ración se proporciona de modo que coincida con la concentración mínima de glucosa, 6-8 horas más tarde.
  • Perros que reciben dos inyecciones diarias de insulina
    La mitad de la ración diaria y la inyección de insulina se administran a intervalos de 12 horas.
La nutrición para los perros diabéticos