Ejercicio para los perros diabéticos

El ejercicio es tan importante para los perros diabéticos como para los no diabéticos.

El ejercicio hace que se consuma energía y ayuda a evitar la hiperglucemia. Además, el incremento del flujo sanguíneo producido por el ejercicio puede mejorar la absorción de la insulina ayudando a reducir todavía más la concentración de glucosa en sangre.

El nivel de actividad de su perro diabético debería permanecer inalterado y ser regular. Si un perro se torna, repentinamente, muy activo (p. ej. paseos más largos), consumirá más glucosa (energía). En los perros diabéticos esto puede dar como resultado unos niveles de azúcar (glucosa) en sangre muy bajos. De hecho, unos niveles muy bajos de glucosa en sangre pueden dejar al cerebro sin energía y su perro podría perder la consciencia. Si sucede esto, deberá administarle glucosa de inmediato. Véase Hipoglucemia.

El control de los perros diabéticos