Pautas para el tratamiento

Su veterinario determinará la dosis correcta de insulina para su gato. Si su gato sufre otros problemas médicos, su veterinario iniciará un tratamiento adecuado.

El inicio del tratamiento con insulina exclusiva veterinaria

Las necesidades de insulina de cada gato diabético son distintas. La dosis de insulina para su gato se basa en su peso corporal y en sus necesidades individuales.

La dosis inicial de insulina se calcula basándose en el peso de su gato. Durante los primeros días del tratamiento, su veterinario probablemente:

  • Monitorizará el efecto de esta dosis: probablemente le pedirá que observe cómo su gato bebe y orina menos.
  • Comprobará los niveles de glucosa en sangre de su gato.
  • Comprobará la presencia o ausencia de glucosa y cuerpos cetónicos en la orina de su gato.

Esta información ayudará a su veterinario a ajustar la dosis de insulina hasta dar con la correcta para su gato. Para obtener más información sobre la recogida de muestras de orina y de sangre, véase Monitorización.

Puede que a su veterinario le resulte necesario hospitalizar a su gato para investigar en mayor profundidad los efectos de la insulina. Lea más en el apartado Curvas de Glucosa.

Tratamiento de mantenimiento con insulina exclusiva veterinaria

Asiente una rutina

Su veterinario determinará un programa de tratamiento que incluirá:

  • un tratamiento con insulina
  • la recomendación de una dieta y un régimen de alimentación - véase Nutrición

Deberá mantener un estrecho contacto con su veterinario. Él decidirá la frecuencia con la que su gato necesitará un chequeo y quizás le pida que recoja muestras de orina o de sangre para ayudarle a monitorizar los progresos de su gato. Obtenga más detalles en Monitorización.

el tratamiento de la diabetes mellitus